Defensa Personal

La verdad sobre el entrenamiento de Defensa Personal

Publicado el

La verdad sobre el entrenamiento de Defensa Personal

Defensa Personal Profesional
“El entrenamiento constante nos prepara sobrevivir a una situación que dura segundos”

El entrenamiento de artes marciales es algo fantástico. Si es conducido adecuadamente permite que la vida de una persona cambie radicalmente ya que le permiten desarrollar de manera armónica las diversas partes que integran a su ser.

Desde el origen de la humanidad el hombre ha luchado contra sus semejantes, inventando armas y creando estrategias para la lucha a fin de colocarse en una posición social más alta, realizar conquistas o simplemente para evitar ser dominado por otros.

El boom actual de las clases de artes marciales

Con el aumento de la inseguridad en nuestra ciudad, las artes marciales se perciben como una herramienta que puede ayudar a contrarrestar algún atraco o agresión que podamos sufrir al realizar nuestras diversas actividades. Debido a lo anterior existe un crecimiento notable en el número de escuelas de artes marciales, muchas de las cuales se han volcado a la capacitación en cuestiones de Defensa Personal aún sin contar con los elementos suficientes para realizarlo.

Malas prácticas realizadas por pseudo maestros

Exiten organizaciones que venden certificaciones de artes marciales
Existen maestros que esconden su ineficacia detrás de un diploma obtenido en circunstancias turbias

Si bien se considera que el desarrollo de habilidades de Defensa Personal siempre es importante, también es necesario señalar que últimamente algunas escuelas realizan publicidad engañosa sobre el tema a fin de ganar un poco de terreno en nuestra ciudad. Debido a lo anterior, a continuación te compartimos algunas situaciones que hemos observado con el objetivo de evitar que sufras alguna lesión a consecuencia de malas prácticas realizadas por estos pseudo maestros:

Rudeza Aparente

Un término acuñado por nuestra escuela es el de “rudeza aparente”. Este término lo utilizamos para referirnos a aquéllos “maestros” que basan su entrenamiento en gritar y golpear con fuerza, pedirle a los estudiantes que entrenen sin calentar o incluso incitar a que éstos utilicen el conocimiento marcial adquirido en la calle en contra de cualquier persona sin tomar en cuenta diversos factores que pueden poner su vida en riesgo.
Se considera importante mencionar que un maestro marcial adiestrado y profesional utilizará una metodología de entrenamiento comprobada, priorizando siempre el desarrollo armónico y seguro de los practicantes y dándole la importancia principal a la técnica marcial antes que cualquier otra cosa.

Maestro Iluminado

Otra práctica con la que hay que tener cuidado es la realizada por el “maestro iluminado” quienes utilizan como base de entrenamiento haber participado en algunos cursos, pagar por formar parte de una organización nacional o internacional (como una franquicia) o por tener fotografías con algún personaje reconocido dentro de la comunidad marcial.
Desafortunadamente, he presenciado como algunos de ellos utilizan Youtube® para aprender sus técnicas aun cuando a sus practicantes les prometen el desarrollo de técnicas ancestrales.
Por lo general este tipo de maestros tienden a desacreditar a cualquier otro protegiéndose tras sus reconocimientos y en general carecen de conocimiento metodológico de entrenamiento así como aplicaciones reales prácticas, además de que en la mayoría de los casos están fuera de forma

Oriental Wannabe

Otra práctica engañosa es realizada por el “maestro” que definimos como “Oriental Wannabe” que es aquella persona que pretende ser oriental, ungido por maestros antiguos que le transmitieron secretamente los misterios de las artes marciales y que utilizan como apalancamiento haber viajado al extranjero para forzar la creación de grupo de seguidores donde el alumno no puede cuestionar la veracidad o efectividad real de las técnicas empleadas; es aquí donde aparecen aquellas personas que pretenden enseñar a los demás a defenderse de una agresión cuando cargan un bebé, en contra de armas de fuego o utilizando técnicas desarrolladas en el año 1180 d.C.

El peligro inherente a éstas prácticas radica en que las técnicas compartidas carecen de sentido común, evaluación del entorno real y conocimiento básico de lo que representa en realidad una amenaza letal para un individuo porque exponen a los practicantes a ser heridos seriamente durante un intento de defensa.

Recomendaciones para evaluar una escuela/maestro de Artes Marciales

Mejores prácticas
Las Mejores Prácticas son metodologías, sistemas, herramientas, o técnicas probadas con resultados sobresalientes.

Dicho lo anterior, a continuación te damos una lista de recomendaciones  que debes tomar en consideración antes de sumarte a cualquier organización de artes marciales:

  1. Cuestiona al entrenador sobre la metodología de planificación deportiva y técnica que utiliza para realizar tu entrenamiento (y pide que te la muestren).
  2. Observa al menos 2 clases del arte marcial que quieres practicar y si es posible participa en una clase muestra donde evalúes la atención que se presta al desarrollo técnico y qué tanto aplican la metodología que te cuenten.
  3. Si el entrenador te presume certificaciones de una u otra organización pregunta cómo obtuvo las mismas y qué debe hacer para mantenerlas. Si comenta que forma parte de una asociación solicita ver lo estatutos legales que dan pie a la misma.
  4. Pregunta por el enfoque principal de la escuela o centro de entrenamiento. Si buscas aprender Defensa Personal y la escuela se enfoca más en competencias deportivas, es poco probable que su entrenamiento sea verdaderamente útil en situaciones urbanas. Recuerda que las competencias tiene reglas estrictas, la calle no.
  5. Investiga la historia del arte marcial a practicar. Desafortunadamente hay entrenadores de deportes marciales que quieren hacer pasar su deporte como un arte marcial. No son lo mismo. El deporte marcial es difícil de entrenar, vistoso y muchas veces fuerte; y aunque su origen se encuentre en un arte marcial, éste fue adaptado únicamente para realizar competencias deportivas como el Tae Kwon Do, el Wushu o ciertos estilos de Karate Do.

 

Conclusión

Realizar lo descrito hasta el momento te ayudará a comprender cómo puede ser tu experiencia de práctica de artes marciales dentro de una u otra escuela y con ello, tendrás la capacidad de evaluar de manera más objetiva la forma en que serás conducido mientras desarrollas tus habilidades de Defensa Personal.

Finalmente, te invito a que seas un consumidor responsable y que evalúes las diversas opciones disponibles para ti. Las artes marciales son una cosa maravillosa que te darán tranquilidad, seguridad y enfoque tanto en situaciones de Defensa Personal como en tu área laboral, familiar y afectiva.

Comparte este contenido